Escribo



Escribo.


Es sábado y escribo,

las musas se despiertan

cuando quieren,

últimamente en sábado.

Es como si quisieran

aprovechar mi tiempo de reposo.

Se despiertan el sábado,

cuando me siento sola,

para que no me pierda

en mis silencios.

Vienen y se desnudan,

hacen que me desnude,

yo las dejo escarbar en mis adentros,

ellas llaman al verso.

Escribo porque es sábado,

porque las musas vienen

vestidas de metáforas

que a veces yo no entiendo.

El verso viene lento,

poco a poco

se empapa en el licor de mi tristeza,

y escribo,

es sábado y escribo,

y me dejo abrazar por el poema.