LA PRIMAVERA





La primavera

 


La primavera
vino de la mano
de un primero de enero
congelado.
Fue la niebla quizá,
o el halo sorprendido
de un deseo incipiente
nacido bajo los acordes
de la beatlelmanía.
Y aquel: "All you need is love"
hizo resucitar lo que
nunca se olvida.
La primavera vino
el día 1 de enero
a pesar de la niebla
y de la escarcha.
Llegó envuelta en encajes
y nubes de colores
volando como un pájaro,
y yo
        volé con ella.



De "Mis dedos anárquicos"


Montse Grao

EL HIELO DE LA TARDE


El hielo de la tarde

 

El hielo de la tarde
no invita a mirar por la ventana.
Enero llega hiriente
con el gélido aliento de la niebla,
y yo, cobijada en mi almohada
busco entre las cenizas de mi último destrozo
un pedazo de sueño para hacerlo crecer
en los geranios que respetó la escarcha.
De pronto una llamada y un café
en un bar olvidado.
Y retando al termómetro,
el ardor del deseo
y un brote de ilusión en la mirada.




De "Mis dedos anárquicos"

Montse Grao

ME PIDEN


Me piden,


a veces con frecuencia,
que al fin me comprometa;
porque el poeta tiene el privilegio
de manejar con arte la palabra.
Que grite,
que gritemos con rabia
la impotencia de vernos atrapados
en tanto despropósito.
Y yo  pregunto:
¿Acaso los poetas somos abanderados de cruzadas?
Yo sólo soy la voz de la derrota,
la cara y el revés de la tristeza,
y le canto a la vida y al amor,
a la lluvia, al mar y al rododendro,
y a la dulce mirada de los niños.
Claro que no me gusta el cruel capitalismo,
ni me gustan las guerras
que sólo benefician a unos pocos.
Y lloro con la sangre derramada
de tantos inocentes.
Y muero al ver la sed del refugiado
y el hambre repartido entre los pobres.
Pero…  ¿qué voy a hacer?
Aunque me comprometa,
terminaré sentada frente a la chimenea,
e ignoraré las guerras,
desdibujaré el hambre,
y olvidando el horror de la metralla,
daré la espalda al mundo
para dar magnitud a la melancolía.


De "Mis dedos anárquicos"


Montse Grao

VIERNES




Viernes


Esta noche
nada será posible.
El resuello del frío corroe mis entrañas.
Pierdo el bus de las once y cuarto,
cambio de planes.
Bajo de otro autobús,
siento un tirón... ¡plas!
se me rompe el tirante del sujetador.
Tropiezo en una alcantarilla,
paso cojeando un semáforo en rojo,
el llanto de las bocinas me ensordece.
Me retan las aceras,
se burlan las farolas,
se me ríe el asfalto.
Llego tarde, muy tarde.
Estoy sola y espero...
¡y si al menos fumara...!
Esta noche
regresaré a mi casa preguntándome:
¿por qué repito lo mismo cada viernes?

La noche presagia tedio,
y mañana...
                      ¡Sábado!.


De "Mis dedos anárquicos"

EN EL BALCÓN DEL MAR





En el balcón del mar


Solamente la noche
vigila nuestros ojos
en el balcón del mar.
El agua nos saluda
meciendo entre sus olas
estrellas de neón.
Tres barcos iluminan
la línea que separa
tus sueños de los míos.
“Toca ferro” me dices.
Te miro…
Y el deseo se pierde
entre la espuma.


De "Mis dedos anárquicos"

Montse Grao

ALGUNAS VECES







ALGUNAS VECES  


Algunas veces te busco entre las sombras,
en la lluvia insistente y en las nubes.
Otras, te veo germinar en las aceras,
en el parque y en patios florecientes.
Te encuentro  entre mis discos o en la tele
tomando forma de algún actor famoso.
Apareces sonriendo, errático y esquivo.
Alguna vez me llamas y me escribes
y  algunas veces       
                              huyo.



De "Mis dedos anárquicos"


Montse Grao.

A duras penas




A DURAS PENAS


Hoy ha salido el sol,
me despertó sonriente
invitándome a comenzar el día.
Su gesto me ha obligado a levantarme
despacio,
a duras penas,
para así recibir
unos tímidos rayos
que aparecen en crisis,
casi como la vida.
Ahora que ya estoy
preparada para afrontar la tarde,
el sol se ha despistado tras las nubes .
Otra vez llueve y yo,
tendré que recibir
las horas en penumbra
a duras penas,
sí, 
a duras penas.



De "Mis dedos anárquicos"

Montse Grao

He soñado





He soñado


He soñado que un día
tu boca me buscaba
y tus manos de seda
y tus ojos sedientos,
y yo, que era de espuma,
derretía mi sexo
entre tus muslos
y mi lengua insaciable
batía sigilosa por tu cuerpo.



De "Mis dedos anárquicos"

Montse Grao

Diciembre





Diciembre


Diciembre me ha dibujado una sonrisa,
la sonrisa que espera
no la despinte el agua de la lluvia.
Diciembre ha traído
lucecitas doradas a mis ojos,
pues me dejó tu tiempo, tu calor y tus versos.
Diciembre me sonríe,
me invita a renacer en tus palabras
para perderme luego


De "Mis dedos anárquicos"

Montse Grao

Con los labios pintados




Con los labios pintados


Me arreglo,
                   me pinto,
                                   me perfumo,
ya estoy preparada,
puede que para verte.
Y tanto miedo
provoca este deseo,
que me quedo varada.
Poco  después,
mientras escucho música
escribo unos poemas
con los labios pintados.




De "Mis dedos  anárquicos"

Montse Grao